En todas las página de internet hacen sus bonitos Tops cada fin de año, que el top de los 100 videojuegos más buenos de toda la historia, que los mejores 50 videos musicales del año, etc. Pues Hola, Me Llamo Román!, o sea yo, no se podía quedar atrás con sus tops. Es por eso que aquí presento mis discos favoritos de este año que ya está por terminar.

Fue un año, tal vez largo, en el aspecto musical, por lo que muy probablemente me olvide de discos muy importantes, además de que algunos de hecho ni recuerdo si salieron este año o el pasado. Pero los que tengo en mente y en verdad hicieron el soundtrack del 2008 fueron los siguientes.

10. Husky Rescue – Ghost is not real
Como en la mayoría de las bandas nuevas que he conocido en este año, Husky Rescue fue descubierto por mi gracias a Last.fm y sus usuarios. Le pregunté a unaniña sobre esa banda, ya que vi que la tenía casi en el top de sus charts, y me recomendó unos videos. Me encantaron instantáneamente. Son de Finlandia y canta una chica (en pocas ocasiones un hombre y en otras más son canciones instrumentales). Para los que no los conocen les recomiendo este disco que es el más reciente, hagan click en el link del título de la banda para ver sus videos. No se preocupen, es música escuchable, no son ondas industriales o experimentales, es un buen pop/rock obscuro que con todo y todo se sale un poco de lo cotidiano.
Suena a: Una mezcla entre Radiohead, The Cardigans con un toque ligero de Explosions in the Sky.

9. PJ Harvey – White Chalk
Cuando compras una botella de Whiskey o de Brandy, por lo general agarras la que más tiene (así sea .02ml), al igual que con los quesos en Costco, si hay dónde pesarlos, pues te llevas el que pesa más. Al disco de White Chalk le vale madres eso, ya que con sus poquitito más de 30 minutos, uno puede disfrutarlo más que muchos discos dobles de bandas güeyes. Es un disco mucho más digerible que la mayoría de los de la PeJota. Muy tranquilo, pero que difícilmente te dará hueva. Como que le dieron su ‘tatequieto y calmó sus gritos y desgarres para hacer un trabajo mucho más conmovedor. Es muy bonito este disco.
Suena a: Igual de conmovedora que Fiona Apple cantando Sally’s Song.

8. The Arcade Fire – Neon Bible
Casi olvidaba incluir este disco en la lista, como que pensé que este era del año pasado (sí, lo siento), y de hecho me gustaría ponerlo en posición más alta, ya que cuando salió no paré de escuchar a estos de The Arcade Fire. Según leí, este disco fue grabado en el interior de una iglesia (quién iba a pensar que en una iglesia se podrían hacer cosas tan chidas) y suena a absolutamente todo, menos a misa. Cuando suena obscuro es alegre, y cuando se refleja un poco de luz, se hace triste. El juego de voces que hacen, junto con los instrumentos acústicos hacen de este el disco “indie” más genial del año.
Suena a: Más bien los demás suenan a ellos. Como Bloc Party, la voz del de Bloc Party suena a la de Win Butler.

7. Combichrist – What the fuck is wrong with you people?
Si este disco hubiera salido hace algunos años, cuando me agüitaba por cualquier tontería, hubiera sido un excelente antidepresivo pero también pudo haber sido un tanto peligroso. Odio y misoginia, gritos devastadores (por favor no los confundan con gritos maricas de emo, eh??) y el beat industrial punzante en todo momento. Lo máximo para fiestas darketonas, para ponerlo en el coche cuando vas al trabajo y estás hasta la madre de estar yendo cada día y sobre todo para mentarle la madre agusto a una niña.
Suena a: KMFDM, Hocico, Panzer AG y demás cosas industriales, pero NO a Combichrist del pasado.

6. KMFDM – Tohuvabohu
Lo siento, tengo “sangre industrial”, por esa razón se encuentra el mayor exponente del Rock Industrial de todos los tiempos en esa lista. KMFDM cambió un poco de unos años para acá. Desde el disco Attack se notó un cambio mucho más hacia el metal-industrial que fue confirmado con WWIII, un disco poderoso y con rolas muy buenas, pero que difícilmente se colocaría como alguno de los mejores discos de la banda, al igual que Hau Ruck, que fue bueno a secas. Con Tohuvabohu se nota el regreso de KMFDM mezclando lo que eran en sus primeros años con lo que estuvieron haciendo hace poco, logrando un disco variado y hasta divertido, sobre todo por el extremadamente buen cover que hicieron de la canción Los niños del parque de Liaisons dangereuses, qué buena canción!
Suena a: Nihil, Symbols, WWIII, Attack, Opium, Money, Adios, Hau Ruck y demás discos de KMFDM en una licuadora.

5. Dave Gahan – Hourglass
Todos (incluyendo Martin L. Gore) subestimamos mucho a Dave Gahan como solista, ya que su disco Paper Monsters estuvo simplemente “bien”. Se le cumplió el caprichito de ser solista y también el de escribir canciones para Depeche Mode. Las canciones de él en el de Playing the Angel fueron muy buenas, así que se le podía dar una nueva oportunidad como solista. Finalmente, y después de atascar de publicidad y mercadotecnia sobre la salida de Hourglass, sacó su segundo disco. Bien podría confundirse con un muy buen disco de Depeche Mode, y es que es eso y no hay razón para pedir otra cosa. Saw Something bien puede competirle a las mejores rolas de DM, al igual que Little Lie y Kingdom. Si esto es el disco de 1/3 de Depeche Mode, tengo miedo por las consecuencias que pueda tener un nuevo disco de la banda. Y es que al hacer un disco como tal, Dave sólo logró comprometer a Depeche para hacer algo por lo menos superior a Playing the Angel y a Hourglass, lo cual es difícil… muy difícil.
Suena a: A lo mejorcito de las épocas más recientes de Depeche Mode y a las bandas del estilo como New Order, Erasure, A-ha, Melotron y demás.

4. She Wants Revenge – This is forever
“On the way to the wedding, dressed in black…”. Uy! Cómo me encantaron este par de tipos la primera vez que los escuché y cómo los adoré cuando los vi en vivo. La espera por un nuevo disco fue muy dolorosa (12 canciones + 1 bonus + 2 canciones de un EP + 1 canción de un soundtrack no eran suficientes) y al salir este año su nuevo material fue como un orgasmo una catarsis con canciones mucho más obscuras, mucho más bailables, mucho más pegajosas y con un toque mucho más original (pues todos los que conocen esta banda sabrán de los múltiples comentarios respecto a su parecido a Interpol…). Un album que tal vez no tiene mucha técnica musical, tal vez no haga cambiar al mundo y sus letras probablemente solo sean percibidas por algunos, pero que definitivamente forma parte de mis favoritos de por vida. Basta con escuchar She will always be a broken girl… Jebús! Todos hemos tenido alguna vez una amiga así.
Suena a: Como era de esperarse, a Joy Division y a Bauhaus, extrayendo la parte bailable de Depeche Mode. Ya no suena tanto a Interpol.

3. Björk – Volta
Disco nuevo, concierto reciente, Björk. Es obvio que debía estar en esta lista. El disco de Volta es bueno, muy bueno, pero no es el mejor. Tiene canciones que sí pueden a llegar ser de las mejores de ella, pero algunas otras que no. Viva la Revolución! con Declare Independence es himno por excelencia y el sustituto perfecto para Pluto por si llega a pasar de moda (que sabemos que eso no sucederá nunca). Con Earth Intruders es imposible no moverse al ritmo de los tombores esos, y todo el disco en general traerá recuerdos de ese gran y polvoriento concierto.
Suena a: Joder!… No sé. Björk no se parece a nada en este mundo. Suena a Björk en Médulla y Homogenic.

2. UNKLE – War Stories
El disco nuevo de DJ Shadow no me dejó del todo satisfecho ya que se dividía en dos partes: una hip-hop y otra trip-hop. La parte hip no me gustó, la trip me encantó. Pero UNKLE está dividido en… 14 partes? Sí. Cada canción suena diferente a la otra ya que contó con la colaboración de diferentes artistas. De hecho ya hice anteriormente una reseña de este disco. Mezcla de todo, rock, alternativo, hip-hop, trip-hop, etc. Un disco que te pondrá a bailar, rockear, la onda para esos antros/bares alternativos wannabe. Gracias a War Stories nos fue posible olvidar por un momento de Massive Attack y de Portishead, desgraciadamente ya nos volvimos a acordar. =( Es probablemente el segundo mejor disco de UNKLE a mi parecer. Ningún disco de nadie superará Psyence Fiction, por supuesto.
Suena a: Massive Attack, Kasabian, The Cult, Clyhill, The Duke Spirit y un poco a UNKLE.

1. Sigur Rós – Hvarf/Heim
En primerísimo lugar tenemos a este par de discos con los desechos de Sigur Rós. Desechos, ya que se trata de lados-b y canciones antiguas que nunca habían visto la luz hasta este año, recopiladas en el disco Hvarf y versiones acústicas de sus mejores canciones en Heim. Lo he dicho y lo repito. Si algún día algún ocioso hace una película sobre mí (risas)… (más risas), Sigur Rós deberá ir incluído forzosamente en el soundtrack. Este disco es el soundrack de un mundo, de una vida, de todo! Son las canciones más hermosas que he escuchado en mucho mucho tiempo (mucho). I Gaer es una canción simplemente celestial. Estoy seguro que Dios tiene este disco en su iPod.
Suena a: Paisajes fríos, verdes, atardeceres, naturaleza, a un niño corriendo alegre, al embotellamiento en las calles, a risas, hogar, trabajo, amigos, familia y todo lo que hace tu vida.

Y los que no están incluídos en el Top 10 pero que tienen su mención honorífica son: