musician by Finch1988

Quiero ser un músico callejero. Sentarme a la banqueta, guitarra en mano, cantando mis melodías favoritas, eso sería perfecto. Sin plazos, ni responsabilidades, solo una guitarra y una voz llegando transeúnte, aferrandose a los corazones. Solo en el mundo, compuesto únicamen6te de notas y escalas, libre de la obligación, podría ser quien yo quisiera. Quizás es una vida solitaria. No quiero ser famoso. Solo feliz.
Las cuerdas de metal rígido pintan mis dedos en un rojo enojado pero mi corazón esta tan lleno de música, ya ni siquiera puedo sentir las cuerdas. Estoy respirando en emoción – pura y sin adulterar – la droga mas intoxicante. En lo que respiro la siento levantándose dentro de mi, un lento reflujo de mareas que se acumula rápidamente en un tsunami. Cuando la ola finalmente golpea mi cabeza, respiro toda la belleza de esta sensación. Estoy VIVO. Colores vivos sobrecargan mis sentidos en lo que me maravillo de su belleza extraña.
Puedo saborear la emoción acosada como un joven empresario que se apuresura frente a mi, arrojando una moneda a mi estuche abierto. La inocencia del estudiante es como una menta – amarga, dulce, refrescante. Mis dedos quietos y las cuerdas cesan de vibrar, un silencio triste desciende a mi alrededor. Nadie me anima o ruega por otra canción. Es una vida solitaria. Cuando las notas desaparecen, las melodías se desvanecen y mis dedos ya no pueden rascar las cuerdas, volteo y entonces me doy cuenta: Estoy totalmente solo.

Anuncios