Un cigarro en la madrugada y un café en la tarde, lo que sea por sostener el ciclo de la vida, una caminata sin sueño e incesante.
Dormir le otorga control al subconsciente y por esta capa de apatía que no es nada mas que un vestido, tengo miedo que mis sueños simplemente sean recorridos literales de los últimos 3 años, donde alternabamos los roles de depredador y presa.

Últimamente, de todas maneras, me he tomado todos mis sentimientos que hasta ahora están sin ser hablados. Cartulinas enrolladas en graneles y sonrisa envuelta en papel de regalo por la pasividad.
para no interrumpir el balance de la amistad
para no dañar sin cuidado alguno tu corazón
para no abrirme a la posibilidad del rechazo…
…porque esta vez importa mas que las otras.

y aquí he esperado en invisibilidad muda, aún en la oscuridad que conozco de tus ojos porque le dan reflejo a los mios, lo que descubrimos en un día de alcohol.
aún así, viniera el rón, viniera el whiskey o el vodka, ninguna sustancia cambió las palabras de corazón a boca, licor, sabor gasolina. No me llenó de combustible para ir de la indesición a la acción, aunque, comencé a divagar en las referencias.

Llegó sin respuesta.

Anuncios