No existen muchas personas que sepan que los deseos están abiertos para ellos, desde las historias y visiones de su juventud; Cuando somos niños aprendemos y soñamos, pensamos opiniones formadas a la mitad, y como hombres cuando tratamos de recordarlas, ya estamos podridos y prosaicos con el veneno de la vida.

Pero algunos de nosotros todavía despertamos en la noche con fantasmas extraños de colinas encantadas y jardines, de fuentes que cantan tributo al sol, de acantilados de oro y mares murmurantes, de aviones que viajan debajo de ciudades durmientes de bronce y piedra, y de compañias oscuras de héroes que viajan a caballo blanco a lo largo de los bordes de un bosque denso; Así entonces sabemos que hemos visto de regreso a las puertas de marfil dentro de un mundo de deseos que era nuestro antes de que fueramos sabios e infelices.

Pero después del invierno se hará verano, y después del verano se hará invierno. Tendremos que esperar pacientes y potentes por aquellos que deberán reinar de cuenta nueva. Hemos sufrido el desenlace del descheque por los conflictos con seres dominantes, un gobierno abrupto.

Anuncios