Siento que me desvanezco léntamente, ¿mi arte? en llamas. Mis esfuerzos y mi fuerza se han quemado tan rápidamente y nada tiene sentido… El esfuerzo, la batalla eterna, la historia sin fin de las veces que he fallado por cumplir mis propias metas…
Aquí estoy, a seis metros de caer en un hoyo abierto sobre el suelo en el que estoy de pie… Días más solitarios vendrán y el silencio ha corrompido cada esquina de mi mente…

Creo que crucé la delgada línea entre macho y loco, y creo que me he convertido en una sombra.

Me he marchado de mi propia luz, de mi propio planeta en el cielo estrellado a una estrella fugaz desvaneciéndose rápidamente y no hay más que dar una conclusión caotica a una vida abrumada… Aquí estoy de nuevo, en la misma batalla y estoy seguro de que no ganaré esta vez… Es difícil ayudarme últimamente, no puedo encontrar una puerta abierta o al menos una a la que le hayan quitado el seguro…

¿Qué me pasa?
¿Qué es la tristeza y qué significa exactamente?
Me odio a mi mismo y me quiero morir.

Una cosa es segura, no hay otro lugar al cual ir, estoy atrapado en mi propia prisión y me he condenado a un renglón de muerte.
Ahora, la muerte tiene que ser necesariamente la acción de un cuerpo sin respiración que yace inmóvil bajo trescientas libras de tierra?
O es caminar sólo contando las respiraciones restantes que le quedan a mis pulmones manchados de cigarro?

Estoy lleno de excusas

Estoy lleno de recuerdos sin descanso, de días olvidados donde todo estaba bien… Nada tiene sentido el día de hoy o cualquier otro día por ese mismo problema…

¿Estará todo bien algún día?
¿Acaso el sol saldrá de nuevo?, y si lo hace ¿Vendrá la mañana algún día?