Mi querida:
Te he extrañado mucho, muchísimo desde aquella noche en la que estuvimos juntos y guardaré esa noche especialmente dentro de mis recuerdos a los años por venir, le he dado vueltas una y otra vez en mi mente últimamente.

He leido tu carta al menos cuatro veces y probablemente la lea unas cuántas más antes de enfrentar la realidad. He estado sentado aquí, mirando tu foto y enfermándome más cada minuto. He querido esa foto más que todo lo que conozco excepto, por supuesto, tú.

Sigo pensando en ti querida…Sigo deseando que pudiera estar en casa contigo. Quiero irme de la peor manera posible para poder ir a casa contigo pero… Las cosas no se ven muy en el futuro en ese tema.
Esta guerra ha arruinado muchas cosas para todos supongo…

Nunca había estado tan solo en la vida como lo estoy ahora mismo… Estoy complétamente perdido sin ti.
Nunca me di cuenta de que pudiese extrañar una presencia tanto y tan sólo espero que no pase mucho tiempo antes de que pueda estar contigo de nuevo.
Vivir una vida sana y normal.

Anuncios