Ninguna alarma me
despertó esta mañana, ¿Hubiéramos quedado antes de ser sabios e infelices? Primera
que verdaderamente admiro, primera que deseo, primera a completar mis
idealismos. Siempre brillando como el sol me juega en el verano. Sin necesidad
de divagar he caído intelectualmente enamorado.

«Podrías ser ESE tipo de mujer.»

Resplandeciente
única como siempre lo eres: Te convertiste en el contorno del horizonte; todo
lo que veo, dejada a mi destino, a mi presente mi futuro. Al fin encontré mi
plexo soñador y mi motto será «Seguir soñando para seguir creyendo.»

Cada despedida es como desvanecerse en la bruma a la distancia del silencio,
finalmente es el último llamado al cigarro y ¿A dónde iremos a desayunar?
platiquemos mañana si me lo permiten las muñecas de porcelana.

Tan solo te
conocí y el amor me llueve tan fácil como tinta diluida en la piel, me
maravillo al pensar en la reacción que desencadenaría de nuestros labios
entrelazados, tan matemáticamente ingenioso igual que la tierra… La inmensa
curvatura, el globo azul reflejado en el espejo más grande del planeta, en el
azul océano, girando para dejarnos caer llevándose la luna a uno de los lados;
el sol es tan grande que ni siquiera podemos abarcarlo, sería un destello tan
sin especie, un destello al que quiero acercar mis manos y pasarlas para ir
delineando el amor perfecto para el día perfecto.

«Belleza interna para hacerle justicia a la
belleza externa, una paradoja sin fin,»

Y si este
destello fuese a correr los océanos secos del globo, cuando el agua quede estática,
te voy a dar besos como lluvia. Y la primavera como mansión. Y mi amor como
excusa. Yo digo que nos enamoremos para siempre y hagamos la vida roja.

Ninguna alarma me
despertó esta mañana, pero estoy bastante seguro del pensamiento que invadía mi
mente antes de despertar. Tú y yo coloreando la vida en este mundo de monocromo,
me haces sonreír cuando realmente lo necesito, pero nunca estás cuando lo
necesito, pero está bien. Así eres perfecta. Cuando compartimos el aire quizás
a las apariencias no tenga sentido, pero para mí tiene aún más sentido de lo
que manejar el coche al estacionamiento de tu trabajo algún día tendrá (A veces
ni me acuerdo que mi sonrisa puede ser así de grande.)

«Sí, eres ESE
tipo de mujer»

Anuncios