Ya han pasado más de 9 años desde que conocí a este grupito de alemanes. Los conocí gracias a Victor mi hermanastro, que me prestó un cassette (los recuerdan???) que simplemente decía en su etiqueta “Ramstien”. Como me gustaron tanto, busqué más de ellos y me di cuenta que su nombre verdadero es Rammstein (con una m es la ciudad en Alemania) y que el disco que escuché se titulaba Sehnsucht, que tenía poquito de haber salido a la venta.

A partir de que compré ese disco me convertí en un obsesivo (de verdad: obsesivo) a tal grado que:

  • Hicimos un fanclub, con página de internet que sigue vigente, pero por exceso de pago se encuentra temporalmente dada de baja.
  • Llegué a tener más de 5 ediciones diferentes de un mismo álbum. Tuve (por que ya vendí gran parte), más del 80% de todos sus sencillos.
  • Fui a su concierto en primera fila a los 15 años. Era de los pocos de esa edad y de los escasos que iban con playera roja y chamarra azul (contrario a los demás 5,999 que iban vestidos de negro).

Y gracias a esto tuve grandes, muy grandes beneficios. El primero y más grande de todos (aunque suene cursi, me vale madres) fue amistad. La cantidad y calidad de amigos y amigas que hice a través de internet gracias a la afición por esta banda fue increíble. Después de tanto tiempo sigo conversando y a veces viendo a varios y rara vez platicamos de Rammstein. Desarrollé también mis habilidades como webmaster autodidacta 100% e hice una buena cantidad de dinero vendiendo material de la banda (que muchas veces gastaba en lo mismo).

Ahora que he escuchado, según mi last.fm, otros 1,229 artistas diferentes, ya no los escucho tan obsesivamente como antes. Rara vez los pongo, pero siguen siendo de los que más escucho. Y es que aunque su música no sea pura calidad y lo mejor que haya existido en nuestra época, siempre me hacen sentir bien cuando los escucho. No me aburren, y ahora que no soy un fan from hell, aprecio mejor su música y me gusta cuando experimentan (ejemplo: Críticas a Estados Unidos con Amerika, canción en español y con mariachi con Te quiero, Puta!, etc.).

Claro que en Alemania no son tan idolatrados ni respetados como acá; de hecho, ya había comentado lo difícil que es explicarle a una persona alemana que mi afición por la música en este idioma comenzó gracias a ellos. Who cares?

Muchos ya los conocen, otros no. Antes de emitir un juicio, les recomendaré varias canciones y videos (los videos de ellos son muy buenos):

– Stripped. En inglés. Cover de la canción de Depeche Mode.
– Du Riechst so gut ’98. Mi video y canción favorita.
– Sonne. En donde Blancanieves está bien buena y se droga con oro.
– Seemann. Balada, tranquila y bien bonita. Su segundo single.
– Rosenrot. No es de mis favoritos, pero es de los mejores más recientes.

Si después de esto siguen sin agradarles, está bien. Váyanse a escuchar otras cosas.