si despiertas en la mañana sintiéndote muerta, ni siquiera voy a dearramar una lágrima y no me sorprenderé. verás, has estado alimentándote de las mentiras y te has puesto gorda en tu odio y aunque jures que podrías cantar hasta que la luna caiga al suelo, no estoy seguro que tu lengua manipuladora pueda hacer una red de melodramas para salvarte en la caida. te he visto y he quemado y he dolido y con cada momento que pasa esas balas sobre tus labios se han estado disparando al aire buscando hogar en la piel de los cadáveres con los que te has rodeado.

así que por todo lo que no importa, canta esta noche; cántate a ti misma una canción de cuna hasta que puedas dormir y mírate al espejo mientras te derramas a cenizas y el aire se arrastre desde el suelo donde está escondido a tus pulmones. canta cuando duela y canta cuando sangres – presiónale las palabras al aire y espera para que encuentren un ancla. espera a que los garfios de tus palabras encuentren la superficie – agárrate fuerte –

pero no apuestes. no eres un disparo largo, ni siquiera estás en el pizarrón. el dinero ha sido calculado, los finales tejidos y ni un sólo dólar caerá en tu nombre. tus cartas han sido jugadas y el mundo conoce que eres un bluff y una tramposa, y una ladrona – el mundo conoce tus colores verdaderos y conoce que eres el comodín de espadas, no la reina de corazones que reclamas ser. el mundo ya sabe y el mundo está inhalando, temblando con anticipación, esperando a escupirte lejos de él.

así que aguanta. escóndete como una cobarde y cávate un hoyo como la sobreviviente que eres. un virus. una mentira. el peor tipo de los métodos de supervivencia, pero carajo, al menos te han servido. el apocalipsis puede pasar y el mundo puede implorar de nuevo tratando de desgarrarte fuera de su pecho, pero incluso el cielo sabe que no servirá y que no te importa. te sentarás en las cavernas que cavaste y mirarás la tierra marchitarse y morir en el intento de querer librarse de ti. te burlarás mientras miras la tierra hundirse entre las pizarras de las barras sosteniéndola. brillarás con orgullo mientras la tierra se hunde, mientras la atmósfera se disuelve, mientras su propio sistema inmunológico se colapsa en si mismo, tratando… tratando de destruir el virus que eres.

y cuando despiertes en la mañana y te sientas muerta.
cuando te despiertes en la mañana y te des cuenta que estás sola.
cuando te despiertes en la mañana y mires al basurero que has creado.
no voy a llorar; ni siquiera me voy a sorprender.