Libremente aplicado es encontrarte a ti mismo en los kilometros que se estiran entre ti y el final de los dias. Esta ahí al escupir la sangre a las 3 de la mañana, gritando sus nombres y desmayandote en ella. Esta ahí al tratar de encontrar la belleza en los horrores que te siguen de sombra en sombra, sus garras estirandose para desgarrar la curva de tu espalda, la anchura de tus hombros, la inmersion de tus caderas. Estas respirando, pero el termino es libremente aplicado y seria mas apropiado llamarlo jadeante.

Estas jadeando. Estas despertando sin aire y desesperadamente deseando que la tuvieras. Estas despertando y tocando las sabanas frias y recordando cuando estaban calidas. Estas despertando arrastrando tu mano al telefono y sostenido por una voz fantasma. “Hola? Hola? Alguien ahí?” Y estas cerrando los ojos e imaginando entre las lagrimas que la voz es tu hogar y que estas ahí. Estas arrastrandote entre cada silencio estatico y anidandote en la ausencia. Estas presionandote contra las paredes y escondiendote en las esquinas, durmiendo meses en lugar de horas porque el tiempo es inutil cuando esta girando sin que puedas controlarlo.

Estas fuera de control. Eres una tromba y estas dando vueltas ferozmente alrededor de los bordes. Te estas desenrollando en la base y acumulandote en los pies de multitudes hambrientas y lloronas y desesperadas… y destruidas.
Estas presionando tu quijada y tus brazos abiertos, estas invitando al viento para que te lleve. Para partirte en dos. Para que levante tus celulas individualmente y las entregue envueltas en un regalo a una mancha en el inmenso globo. Estas ensuciando tu recamara con globos rotos y atlas desgarrados y pensando que si pudieras sostener el planeta entre esas 4 paredes, entonces jamas tendrias que irte de nuevo.

Necesitas irte, y necesitas ir. Estas parado en el borde y te estas asomando. Estas en el auto del escape pero ya no tienes combustible y los neumaticos estan cortados y las posibilidades de lo que pudiste ser son la cosa mas triste en este mundo. Simplemente necesitas ser. Solo necesitas ir a la vuelta de la esquina y descubrir la verdad en donde nunca habias pensado en observar antes. No puedes estar aqui cuando estas jadeando y fuera de control y cuando ella no esta aqui para darte el aire que te mantendria arriba, no puedes estar sin ella

Estas sin ella, pero el termino seria libremente aplicado.
Seria mas apropiado que llamarlo “una larga espera sin ella”.
Pero no estas, no puedes y aun así, lo eres.

Publicado con WordPress para BlackBerry.

Anuncios