Vaivén perpetuo. Reflujos de plumas: Las plumas flotan. Suavizadas. Amortiguadas.

No puede ser el último nudo porque soñé las imágenes más bonitas con los colores más brillantes, todo era fotogénico, cuando desperté no era una canción bonita porque no tenía aquellas imágenes para dártelas; pero los últimos tiempos de estancia y ausencia, me hace quedarme sentado…

Amanecí sin cuerpo; muriendo la otra muerte, la muerte de los desvelados, que toman café para platicarle a nadie sobre la continuidad de mis venas, escurriendo en sus torrentes renglones, destazando articulaciones mientras soy explícito en esta inminente noche. Un día de esos me gustaría pedirte que seas mi día y noche, y es que ahora no tengo un pretexto, ni debería de necesitarlo… Sólo quiero tener un sábado, pero uno que se vea, y en esos que de verdad está nublado y lloviendo, con la más mínima importancia de que el antifaz me presione la nuca. Pero de verdad, uno que sea vea y contigo; sin ni siquiera tratar, eso es lo que mejor te sale, porque contigo nada de saudade ni nostalgia, que lo único que me provoca es admiración y aparéntemente una envidia en la no-permanencia… (Algo para la egolatreria) Ser tu objeto favorito…hmm claro… si yo fuera un objeto.

Hoy que es jueves; después de mi miércoles, en jueves me entusiasma correr el carrete de mi cámara mental para las últimas fotografías y el envío a la no dirección donde subimos a la azotea a tomar café, los días que no se ven.

Vaivén las imágenes en mi mente; Vaivén tu rostro de mis pies hasta en mi cerebro.

Anuncios