A mí no me avergüenza que en otros países me pongan bigote y me pinten el sombrero en la cabeza. De hecho, hasta me da risa que nos pinten de huevones (pinches envidiosos!). Lo que si me da vergüenza es ver noticias como la de Torreón siendo expuestas al mundo entero en canales como CNN, a la vez da vergüenza y decepción. Es increíble a lo que ha llegado la sociedad de este país y no es realmente el hecho de que se haya arruinado un partido de fútbol lo que me hizo abrir los ojos, ya me había caído el veinte pero hasta el momento no me había atrevido a tocar el tema del todo.

No tanto por miedo,  sino por la recepción que pueda recibir un tema tan polémico como lo es este, nunca se sabe quien está criticando y opinando, por lo mismo no permito los comentarios en mi blog,  por eso mismo me tienen que escribir por correo cuando tienen algo que decir.

Para los que ni enterados están por estar viendo My Super Sweet 16 en MTV aquí les va el vídeo de lo que pasó:

Es una basura darse cuenta que son muchas las cosas que propician este tipo de eventos, que la gente lo permita, que los shinolas están invadiendo las otras ciudades de la república en vez de quedarse en su querida Culiacán, que los policías son explícitamente una reverenda MIERDA, que los pobres prefieren hacerla de na(r)cos y morirse rápìdo a salir adelante con una educación, y eso no únicamente los beneficia como personas, eventualmente beneficia al país y así al mundo entero.

Lo más cagado son los medios que le dan más atención a que si Eugenio Derbez se burló o que si está haciendo chistes sobre el tema, no mamar, el único chiste aquí es la incapacidad de la autoridad en México y la de los mismos mexicanos también, ¿Por qué carajo no incluirlos? “No podemos hacer nada.” “El gobierno no sirve”. No mamar por favor, somos tres veces más que esos brothers que ni siquiera tienen la sumisión adecuada de leer la introducción del libro de lectura de segundo grado de primaria.

No carajo, pero peor es darse cuenta que hay una grandísima horda de simios de 14-25 años que idolatran a orangutanes estúpidos como el chapo guzmán por citar un ejemplo y cantan canciones tan estúpidas como las vacas sagradas en la India. Hágannos a nosotros los decentes el chingado favor y regrésense al rancho del que vinieron porfavor! Reprodúzcanse como ratas allá, pero aquí no.

He hablado.

Anuncios