La realidad es que tus ojos ya no tienen color, así que no me mires. Las excusas ya no son tus aliadas y ese secreto que guardas desaparecerá junto con el recóndito asombro de ser una figura oscura que vaga por la tierra con el alma hecha añicos por tus silencios.

Despídete. Entrega las almas robadas y dile adiós a los deseos que escurrían de tus poros, masacra la libertad de ser todo lo que eres cuando el mundo voltea sonríente a la destrucción de tus rodillas, son tu sostén. Escúchame cuando al fin digo que eres edificio viejo abandonado y que dentro de tus vacías habitaciones se llena la taza por las goteras en cada lluvia, quizás así no sería eterno doliente ese momento de revelación dónde descubrimos la foto que atraviesa cuales grietas en cual simple muro de recuerdos sulfurosos.

La pena, tu única acompañante arrastrando los pies sutilmente fuera de la agonía para evitar las lágrimas de risa por cada vez que proclamaste el centro del universo sílaba por sílaba, con tu lengua bien puesta en el paladar. Los mensajes ocultos que encuentras entre letras esta vez no te van a salvar de la desolación y si te vas, nadie va a ir por ti, nadie te va a dar la comodidad que tenías en tu viejo mundo de excusas y cuentos, dónde lentamente aplazabas la vida por un futurama de novelas fantásticas.

Tu recuerdo vivo desertó en el momento en que derrochaste mi mal augurio y te convertiste en otra persona más de un monumento a la soledad. Mi cuerpo arañado pero con la propia regeneración carnal se auto recupera de los golpes que le diste, vital. Opiniones ya no escuchas y recomendaciones dejas abajo. Te acumulaste en una nube de algodón para darte cuenta que con el tiempo, con tu relajación, los resortes de tu nuevo soporte arremetieron contra tu espalda, llenándote de cansancio.

Así el mundo te ve a través de un lente porque no dejaste ni a un ser vivo observar el interior entre todas la falacia. Lárgate. Desertor. Mentiroso. Bobalicon. Falso. Plástico. Muérete. Apático. Sucio. Tramposo. Perdedor.

Te ofrezco mi mano por última vez.
Gánate la vida, por primera vez.

Anuncios