20120602-231431.jpg

Distancias arremeten contra la pureza de sentimientos encontrados. Música para amenizar el sufrimiento causado por el ajeno que podría venir siempre a confirmarla y estoy dibujando figuras de tinta indeleble en el cielo donde tu figura alberga lo que en un mundo ignorante definen como un indefinible triste firmamento. Fracasos vistos en todos lados y sin darle la debida importancia a este cruel entorno sigo sin cederle parte de mi marco mental al que podría pasar y a los no obstante.

Es aberrante la disposición que tiene la vida de dejar arrojados los sueños en la mitad de la vereda por imprevistos en la honestidad, sin embargo no excusa la debilidad que llevamos por tentación.

Tengo una cierta urgencia por darle el nombre apropiado a esta realidad imprescindible para la respiración. Estúpido léxico insuficiente, maldita voz involuble, que no permiten nombrar la calidez de esta somnolencia. Ataca como narcolepsia permanente flotando en hibernación líquida, nutrida por un tablón de estática. Fundación sostenida por dos cabezas como hydra. El día de hoy declaro insuficiencia verbal.
Aceptar sin resignación el fracaso comunicativo es más de lo que puedo. Tengo un nudo que es canción alegre y se ha vuelto un rito conformarse con locuras que son apagadas a la falta de expresión.

Descuida mi escalofriante media-luna porque he de encontrar la llave que abre la puerta al derrame inevitable de cifras e ideas.

Anuncios