20120626-172617.jpg

Y me acabo de enterar de que sigue Noviembre. El otoñal frio me cobija junto al perro ladrador, el de las costillas rotas, y sobre la colcha roja hay hojas secas caídas de un árbol, uno que sembré a finales del año pasado, no lo he regado mucho, pero ocasionalmente florecen destellos magenta, las corto antes de que mueran y acomodo en líneas verticales para mantenerlas congeladas, decía; además del frio, que el otoño nos trajo conflictos emocionales; que van en tren.

Ya van lejos eh.

Es más me adelante a decir que ya termino mi Octubre.
Hubo palabras que se borraban a luz de luna y se transcribieron en silencios, tan pausados y llenos de puntos suspensivos, ahora mi amanecer es Noviembre uno que empieza con la noche temprana, que se abraza de la persiana pensante, pasante…