Ya deja las fisuras.
Ya deja las niñerías.
Aparta las memorias que tienes dentro de la cabeza porque te van a destruir. Mata esa obsesión que tienes porque te van a morder la lengua. Sí, ya sé que te dejaron y de la misma manera te vas a dejar si sigues insistiendo en montar la culpa sobre las demás personas. Hablo por experiencia propia. Ya no puedes estar repartiendo malas palabras a espaldas de los demás creyendo entonces, que tú no eres igual.

Ya deja las memorias.
Ya deja las filosofías.
Nunca has podido retener a un hombre porque la sabiduría no lo es todo, porque la frialdad cansa, porque no valen nada las palabras si el verbo en la acción no se ejecuta. Crees saberlo todo para no saber nada, la inocencia es la esencia que hace al amor sentirse nuevo cada día y ser completo vulnerable alimenta la confianza cuando uno es tratado merecidamente. La diversión no son comidas, conciertos, ni pláticas profundas. La diversión es ser ridículos juntos.

Así que deja las obsesiones innecesarias.
Déjalas en paz, aprende a vivir,
Ya deja de creer que eres mejor que los demás,
La gente no va a ir a ti si ya no les respondes.